A veces nos pasa: nos perfumamos a la mañana y al rato la fragancia ya no se siente más.

Fuente: Revista Para Ti

En esta nota, Adriana Lopardo, experta en el tema, nos cuenta qué tenemos qué hacer para que tu perfume te dure más tiempo.

“Si queremos que la fragancia elegida perdure mucho en nuestro cuerpo debemos aplicarla en las zonas donde se emite más calor“, es lo primero que dice Adriana Lopardo, alquimista y creadora de la marca de Blind.

Y explica: “Los perfumes al contener aceites en sus fórmulas se recomienda que estén en contacto con las zonas de calor para que levante temperatura y emita más aroma. Los puntos que se suele recomendar son: cara interna de las muñecas, pliegue interno del codo, detrás de las orejas y el cuello“.

“Otro tip es esparcir perfume en el aire y acercarse caminando para que las partículas caigan sobre uno“, detalla Lopardo.

También interviene el grado de humectación de la piel a la hora de aplicar el perfume. “Cuanto más humectada esté la piel mayor será la durabilidad en la zona. Por eso siempre es mejor humectar las zonas a perfumar para asegurarse una mejor fijación”, recomienda la experta.