cruelty free

Fuente: Revista Viva – Clarín

Cada vez son más las personas que cuestionan viejas costumbre y, en consecuencia, se suman a la ola verde que llegó para quedarse. En el sentido, el veganismo ya no se relaciona únicamente con hábitos alimenticios sino que también se ha instalado en el mundo de la cosmética. Poco a poco las marcas de belleza del mundo y de nuestro país incorporan productos veganos que van desde perfumes hasta cremas y maquillajes.

Las cosas por su nombre

¿En qué se diferencia la cosmética vegana de la tradicional? En primer lugar, para su elaboración, se sustituyen los ingredientes de origen animal por otros de origen vegetal o mineral. Asimismo, se caracterizan por ser «cruelty free«. Es decir, implica que para su desarrollo los cosméticos no han sido testeados en animales. Además, se dejan de lado sustancias químicas como sulfatos, parabenos y petroquímicos para darles lugar a componentes naturales como los extractos de plantas y los aceites esenciales y vegetales. Es importante destacar que si bien hay algunos productos que advierten en sus envases ser «libres de crueldad animal», no significa que sean veganos debido a que en su fórmula pueden incluir algún elemento derivado de éstos. De modo que se sustituye la elastina por la soja en el caso de las cremas hidratantes, labiales con cera de palmera en vez de abejas y hasta fragancias con fijadores de resina en lugar de almizcle.

A base de plantas

El boom de la belleza vegana se destaca sobre todo en dos rubros: el de las uñas y el de las cremas faciales o corporales. Un ejemplo es la firma de cosmética latinoamericana sally Hansen, que recientemente lanzó su primera linea vegana de esmaltes formulados a base de plantas. La gama incluye una amplia variedad de colores inspirados en la naturaleza y un nuevo pincel elaborado con los productos naturales. «Los productos plant based tienen más minerales que otros, lo que contribuye a nutrir más el pelo, la piel o las uñas», explica María Felicitas Bugge, Brand Manager de la marca. Además asegura que «al utilizar artículos de origen vegetal, se evitan las alergias y dermatitis causadas por los sulfatos, siliconas y parabenos».

Otro beneficio de estos productos es que, al presentar una estructura similar a los tejidos de la piel, se absorben y asimilan con más facilidad. En sintonía con esto, la marca de cosméticos naturales holísticos Weleda sostiene que «para recuperar o mantener el metabolismo de la piel lo mejor es cuidarla con ingredientes naturales, ya que con estos se mejora el color y el aspecto y al mismo tiempo su uso garantiza resultados duraderos a largo plazo».

Era Eco-Friendly

Según un estudio realizado por la consultora Kantar en julio del año pasado, 4 millones de personas son vegetarianas o veganas. Esto implica que el 9% de la población argentina lleva este tipo de dietas. Además, el 39% de los encuestados, tiene una edad menor de los 35 años. La firma de accesorios para jóvenes TodoModa captó esta tendencia y presentó «Vegan Beauty», su nueva línea de cosmética vegana. Esta incluye 50 productos de maquillaje y cuidado de la piel entro los que se destacan, labiales, sombras y bálsamos.

En lo que a tendencias respecta, el ácido hialurónico es uno de los ingredientes favoritos: es ideal para rellenar las líneas de expresión, hidratar la piel y dar un aspecto saludable. «Se puede encontrar en formatos prácticos de utilizar cómo por ejemplo sueros, serums, primers o mascarillas», explica Valeria Sanda, category manager de TodoModa.

Otra de las grandes firmas que alienta al consumo consiente a partir de fórmulas vegetales es Natura, que cuenta con un portafolio 100% vegetariano y 80% vegano. «El consumidor actual está cada vez más informado, se interesa por el origen y la composición de los productos que compra, y no sólo por sus beneficios funcionales» expresa Florencia Violini, Gerente de Marketing de Natura.

Por último, la empresa de cosmética ayurvédica Sri Sri Tattva ofrece productos eleborados por meditadores de la India que se caracterizan por ser veganos y libres de gluten. También trabaja con la certificadora The Vegan Society, que se asegura de que los productos y que la cadena de suministros trabaje con materia prima 100% cruelty free. «La tendencia es volver a lo natural y en esto no hay vuelta atrás. La conciencia sobre lo que consumimos es el camino», concluye Michael Levy, Director Ejecutivo de la marca.