Fuente: Negocios & Pymes

Blind es una marca argentina que crea fragancias de autor originales, en ediciones limitadas..

Blind es una marca argentina que crea fragancias de autor originales, en ediciones limitadas, garantizadas con un sello numerando cada unidad.

El proyecto se materializó a fines de 2018 de la mano de Adriana Lopardo, una emprendedora apasionada por las fragancias que detectó dos atractivos en la personalización: la necesidad de mucha gente de referenciarse con un aroma de manera exclusiva, y de poder pagar ese lujo que implica la exclusividad.

Un poco con esa idea del nuevo lujo y exclusividad que es accesible, empezó a estudiar Perfumería en la Asociación Argentina de Químicos Cosméticos.

Luego comenzó con la creación de las fragancias, la búsqueda de las materias primas, la elección de los envases, las tapas, las válvulas, el diseño de todo el packaging y el naming.

Para definir cada uno de los aspectos realizó una investigación, que desde que empezó le llevó 5 años.

Lo más difícil a la hora de emprender es encontrar a los socios estratégicos, indican desde este emprendimiento a Negocios y Pymes.

Por eso, Adriana tuvo muchas reuniones con distintos proveedores, que básicamente no entendían la estética tanto olfativa como de la experiencia de marca.

“Tampoco entendían el público al que iba dirigido el producto, por eso debimos realizar una tarea de docencia fuerte, enseñándoles que hay un nicho para las fragancias de autor premium. Finalmente se encontraron a esos socios estratégicos”.

Sobre el negocio, destacan que invierten mucho en la calidad de las materias primas, que son Premium, con la idea de satisfacer a un público local exigente, y darle proyección internacional.

El e-commerce tiene un lugar central en este proyecto. Tienen una tienda online que les está dando muy buenos resultados con el soporte de la comunicación digital, sobre todo en redes, y en alianzas con influencers.

Al mismo tiempo tienen como socios a retailers, que comercializan productos Premium.

Además de Argentina, ya están en Uruguay y proyectan llevar la marca a otros países limítrofes, como Chile.

Próximamente van a abrir un showroom en la Ciudad de Buenos Aires, y ya están trabajando en la producción en Europa, para entrar a ese mercado.

“El nombre Blind -ciego en inglés-, es para abrirle el camino al olfato porque trabajan con aromas, en un mundo plagado de estímulos visuales. Pero también dejarle lugar a los otros sentidos, como el tacto, por lo cual trabajamos con el braille en la comunicación del packaging, y al oído, linkeando una fragancia con un ritmo latinoamericano, a través del nombre de cada perfume”, finalizan sobre su concepto.-